Nació en 1988 en Tánger, Marruecos.

Esta artista autodidacta trabajó en una agencia de comunicación, antes de fundar, junto a otro artista, un estudio creativo especializado en objetos y diseño gráfico.

Su impulso creativo le anima a marcharse de Marruecos para ir a Berlín en 2016, donde explora el campo del arte urbano trabajando con el dúo de artistas Low Bros. Allí redefine su estilo, que ahora se reconoce gracias a los tótems con formas geométricas llenas de colores y con cierto ambiente futurista que esparce por el mundo a medida que se desplaza.

Se autodefine como “un ser humano optimista que utiliza colores más formas, para compartir amor más luz”.