Redondelano afincado en Vigo. Artista autodidacta, se formó a través de libros y videos de internet. Pintó desde la infancia, debido a su habilidad con los lápices estudió delineación pero nunca ejerció. Estuvo 10 años trabajando en Citroën, hasta que una hernia discal y los sucesivos contratos temporales le llevaron a abandonar la fábrica y centrarse en su pasión. Usa diversas técnicas y materiales (lápiz policromado, carboncillo, plumilla, pastel…), pero se ha hecho muy conocido gracias a su destreza con el bolígrafo, su estilo desenfadado, moderno, y su habilidad para captar la realidad hasta tener que acercarse a un palmo de la obra para comprobar que no es una foto. Afirma buscar la fidelidad máxima y un poco más. Sin embargo, lamenta que el hiperrealismo no se valore tanto como el abstracto.